Martes 5 de Julio de 2022

Hoy es Martes 5 de Julio de 2022 y son las 19:09 - /// Radio de Noticias - FM 91.9 - Santa Fe - Capital - República Argentina

INTERNACIONALES

14 de marzo de 2018

Murió Stephen Hawking

El cosmólogo y divulgador científico tenía 76 años y se encontraba en su casa de Cambrigde, en Reino Unido.

Stephen Hawking, el brillante físico británico famoso por sus investigaciones sobre el origen del universo, falleció este miércoles a la madrugada, a los 76 años, cuando se encontraba en su residencia de Cambridge, en Reino Unido.

El hecho se conoció mediante un comunicado que firmaron sus hijos Lucy, Robert y Tim: "Estamos profundamente entristecidos porque nuestro querido padre haya fallecido hoy. Fue un científico grandioso y un hombre extraordinario, cuyo trabajo y legado perdurarán a través de los años. Su coraje y su persistencia, junto a su brillantez y su sentido del humor, inspiraron a mucha gente alrededor del mundo. Una vez dijo: 'Este no sería un gran universo si no fuera el hogar de la gente que amas'. Lo extrañaremos para siempre", fue el mensaje.

Stephen William Hawking nació el 8 de enero de 1942 en Oxford y se convirtió en una de las figuras más influyentes en el mundo de la ciencia, no solo como teórico y astrofísico, sino también como divulgador científico.

Miembro de la Real Sociedad de Londres, de la Academia Pontificia de las Ciencias y de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, enfocó su obra en las leyes básicas que gobiernan el universo.

Durante años, el científico británico advirtió que la humanidad enfrenta una serie de amenazas que la podría llevar a la extinción, desde el cambio climático hasta la destrucción nuclear, así como virus genéticamente diseñados.

Enfermedad

A los 21 años, Hawking fue diagnosticado de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad degenerativa de tipo neuromuscular. En ese entonces, los médicos le pronosticaron que no viviría más de 2 o 3 años, pero el físico sorprendió a los profesionales al vivir durante más de 50 años con una afección que suele ser letal.

Además, un severo episodio de neumonía en 1985 provocó que Hawking tuviera que respirar a través de un tubo, obligándolo a comunicarse a través de un sintetizador electrónico de voz que le dio su distintivo tono robótico. Sin embargo, nunca abandonó su trabajo científico.



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!