Lunes 15 de Agosto de 2022

Hoy es Lunes 15 de Agosto de 2022 y son las 18:33 - /// Radio de Noticias - FM 91.9 - Santa Fe - Capital - República Argentina

LOCALES

26 de febrero de 2019

Piojos, parásitos y casos de viruela aviar en las palomas de plaza Colón

Lo advierte un grupo de veterinarios de la UNL y el Conicet. La viruela es una enfermedad grave en las palomas, que puede contagiarse con facilidad a otras aves de la ciudad. Recomiendan desarrollar un plan sanitario.

En el palomar de Plaza Colón hay muchas palomas que están enfermas. No sólo tienen piojos y parásitos. Un relevamiento de investigadores de la Facultad de Ciencias Veterinarias (FCV) de la UNL y del Conicet detectó lesiones en las piel —“pápulas y nódulos oscuros”— que son características de una enfermedad grave y muy contagiosa entre las aves: la viruela aviar. 
 
“Hace tres años que tomamos muestras, en las distintas estaciones del año, y encontramos estas lesiones en las palomas”, le contó a El Litoral Betina Mariño, integrante de la cátedra de Microbiología de la FCV. 
 La viruela aviar no se transmite a los seres humanos pero es una amenaza importante para las aves. El virus genera lesiones severas en la piel y desarrolla un cuadro que puede ser mortal. La enfermedad afecta a más de 230 especies de 23 órdenes de aves, domésticas y silvestres. “Es un virus muy resistente, además, que puede persistir varios meses en el ambiente”, advierten los investigadores. 

“La presencia de la enfermedad también suele ser un indicador de malas condiciones higiénicas”, insistió Mariño. Cuando capturan las palomas para tomarles muestras y sacarles sangre, los veterinarios y los alumnos también notaron que suelen tener piojos —que si pueden “migrar” a la cabeza de los chicos— y parásitos entre las alas. Otro dato importante es que durante la noche y la mañana temprano se ven muchas ratas.

Para confirmar la patología, una de las muestras —biopsias— de las costras y lesiones que tienen en la piel se envió al Laboratorio de Anatomía Patológica de la facultad. En lenguaje científico, el resultado histopatológico “evidenció una dermatitis proliferativa con hiperplasia epitelial con marcada vacuolización y degeneración balonosa de las células epiteliales y presencia de numerosos cuerpos de inclusión intracitoplasmáticos acidófilos de gran tamaño”. En palabras más sencillas, el resultado confirmó que las lesiones son compatibles con viruela aviar. 

En los relevamientos que se hicieron en el palomar se encontraron mosquitos, el principal vector de la enfermedad, y también moscas de la subfamilia Hippoboscoidea, que también pueden transmitir el virus a las palomas.

Fuente ElLitoral



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!