Lunes 24 de Enero de 2022

Hoy es Lunes 24 de Enero de 2022 y son las 17:54 /// Radio de Noticias - FM 91.9 - Santa Fe - Capital - República Argentina

14 de agosto de 2016

Juan Martín del Potro-Murray, Río 2016: el corazón de Del Potro es enorme, pero esta vez no alcanzó

El tandilense se llevó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos cuatro años después de conquistar el bronce; el británico Andy Murray fue superior en una final muy pareja y con el público local en contra del argentino

Todo tiene un límite, incluso el enorme corazón de Juan Martín del Potro, derrotado hoy en la final de tenis de los Juegos Olímpicos deRío 2016 en una noche que le dejó dos certezas: una brillante medalla de plata colgando de su cuello y la seguridad de que está de regreso en el primer plano del deporte que lo vio brillar.

Del Potro cayó hoy en una dura final ante el británico Andy Murray, un 7-5, 4-6, 6-2 y 7-5 en el que dos factores fueron decisivos, el gran momento del escocés, por un lado, y el agotamiento físico y emocional del tandilense, por el otro.

Cuatro horas y dos minutos de un tenis por momentos abrumadoramente emotivo. Y luego de haber dejado en el camino, y en ocho días, a Novak Djokovic y a Rafael Nadal.

La final, que comenzó bajo un sol brillante en una luminosa tarde veraniega del falso invierno carioca y terminó en noche cerrada, no se jugó a estadio lleno. Varias butacas estuvieron vacías, lo que no impidió que cientos de argentinos le impusieran color a fuerza de cantitos y apoyo a Del Potro. Aunque en el final hubo tensión, la obsesión de muchos brasileños por apoyar a cualquier que juegue contra un argentino se fue diluyendo con el correr del partido: Del Potro, bronce en Londres 2012 y ausente del circuito dos años y medio de los últimos cinco debido a lesiones, les mostraba demasiada nobleza deportiva. No se podía maltratar a alguien que estaba dando lo que daba tras haber estado con un pie y medio fuera del tenis.

Y tampoco había razón para que los argentinos maltrataran a Murray, el primer oro en la historia en ganar dos oros olímpicos en individuales. El abanderado británico confirmó lo que es: un jugador con una muñeca que atesora todos los secretos del tenis y del que se sospecha que incluye plantadores de caucho en su árbol genealógico. Sí, porque Murray es de goma, capaz de devolver un tiro sí y el otro también, casi siempre uno más que el adversario, excepto cuando el que está enfrente es Novak Djokovic, su némesis.



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!