NACIONALES

22 de abril de 2017

Llega la primera familia de refugiados sirios a la casa de un santafesino

El empresario vive desde hace algunos años en Chaco, donde recibirá a los extranjeros. El hombre que llega ya tiene un puesto de trabajo y está prevista la escuela para sus hijos.

El empresario agropecuario German Bolatti aguarda en la localidad de Presidencia Roque Sáenz Peña, en Chaco, el arribo de una familia siria proveniente de Alepo integrada por una pareja y sus tres hijos como parte del programa de refugio humanitario, que será la primera en instalarse en el nordeste argentino en esa condición entre las cerca de 30 que ya viven en Buenos Aires, Córdoba, Tucumán, San Luis y Mendoza.

Se trata de un hombre y una mujer, ambos de 30 años, dos niñas mellizas de 8 años y un bebé nacido en octubre, que completaron la documentación necesaria en marzo.

"Pueden venir en una semana o en dos meses", indicó Bolatti, cuya familia es "llamante" de la que reside en Alepo, que ya está en condiciones de trasladarse a Chaco.

El empresario -oriundo de Santa Fe, que reside hace 15 años en Presidencia Roque Sáenz Peña donde formó un hogar junto a su esposa chaqueña con la que tiene dos hijos- inició hace tiempo los trámites por el impacto que le produjeron las imágenes que llegan desde Siria, sumida en una guerra desde hace seis años, lo que lo llevó a contactar a la ONG Refugio Humanitario Argentino.

"Estamos esperando que Naciones Unidas dé el visto bueno a través de la agencia para refugiados ACNUR, para que salgan de Alepo y vengan, primero a Buenos Aires", dijo Germán sobre la iniciativa, que cree puede ser imitada "por otras familias, municipios y gobiernos provinciales".

Bolatti mantiene comunicación diaria con la pareja siria, que por la guerra en curso perdió su vivienda, tiene familiares muertos, y ahora aguarda la decisión de ACNUR para poder viajar con sus hijos a Argentina.

"Nos comunicamos entre las 3 y 4 de la madrugada, algo que nos altera la vida hogareña, hay seis horas de diferencia, y ellos no hablan en inglés, solo lo hacen en su idioma y tenemos traductores que nos ayudan en el diálogo que tenemos a través de teléfonos celulares", señaló.

Para tener una comunicación más fluida el empresario empezó a aprender árabe con un profesor que se encargará de enseñar español a la familia cuando llegue a la segunda ciudad de Chaco.

"Como familia llamante debemos procurar que ellos se integren. A él ya le conseguí un empleo en la empresa de un amigo, alguien de mi confianza, porque es tornero especializado; después podrá optar por el trabajo que elija", añadió Bolatti.

El empresario contó que el contrato de alquiler de la vivienda que utilizará la familia siria, que fue equipada con el aporte de donantes, lo pagará durante el primer año una empresa, mientras también está previsto el establecimiento educativo al que concurrirán las niñas.

"Ellos vienen, arrancan su vida, y por un año los tengo que acompañar pero más allá de la obligación legal tengo un deber moral porque es una familia desmembrada; tienen familiares que quedaron allá y otros buscaron un destino", añadió Bolatti.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »