11 de junio de 2017

El quemacoches no descansa ni los domingos

Esta vez, la víctima fue un Peugeot 206 que se encontraba estacionado en Avellaneda al 5000, en el barrio San Roque.

Pasada la primera hora del domingo, un vecino de 63 años del barrio San Roque vió como su auto Peugeot 206 blanco era consumido por las llamas. El vehículo se encontraba estacionado en Avellaneda al 5000. 

Según relataron los testigos, desconocidos habrían pasado y arrojado sobre el auto un elemento en combustión.

Enterados del hecho, personal de la Comisaria 5° y de Bomberos se hicieron presentes en el lugar y sofocaron el foco ígneo.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »