LOCALES

16 de octubre de 2017

La Guardia festejó sus 198 años de vida

El secretario General del Municipio, Carlos Pereira, participó del acto que se desarrolló en la mañana del lunes en Avenida De Petre, entre Hermana Serafina y Domingo Figueroa. “Es un lugar muy tradicional y típico de la ciudad de Santa Fe. Siempre acompañamos a este barrio que ha tratado de mantener su fisonomía, sus calles de arena, y su convivencia con el paisaje isleño”, afirmó Pereira.

Lo que hoy se conoce como La Guardia, fue conocido hace tiempo como La Guardia de López; el lugar donde el Brigadier en 1819 instaló el puesto militar para defender a la capital santafesina de sus enemigos. Ahí nació este tradicional barrio de nuestra ciudad que celebró sus 198 años.

El acto principal se desarrolló en la mañana del lunes y contó con la presencia del secretario General del Gobierno de la Ciudad, Carlos Pereira; y del concejal Carlos Suárez. Luego de la entrada de los abanderados de la escuela Juan Apostol Martínez y de otras entidades tracionalistas, fue el turno de entonar el himno, para dar comienzo a las palabras protocolares.

Les traigo un afectuoso saludo del intendente José Corral”, dijo Carlos Pereira al iniciar sus palabras y agregó: “Este es uno de los barrios más tranquilos de la ciudad. Estamos muy orgullosos de nuestro Solar, el Taller de Cerámica de la Guardia, el Jardín Municipal, que ahora lo estamos haciendo crecer. Ustedes saben la importancia que le ha dado José, a la educación de los más pequeñitos. Tenemos 16 jardines y vamos a seguir construyendo nuevos”. Con respecto al Taller de Cerámica de La Guardia que es un ícono del lugar, el secretario General contó que a cada personalidad, artista o funcionario que llega a la ciudad se le entrega como obsequio institucional una artesanía producida en este espacio. “Es un orgullo este Taller, hacen una producción extraordinaria en cerámica, que respeta las técnicas precolombinas, y es un lugar de formación muy importante”, añadió.

Idiosincrasia intacta

Además de la directora de la escuela, Susana Beatriz Salas, la hija de uno de los habitantes tradicionales del lugar Florencio Manuel Alassio, recordó la época en que su familia había fundado la fábrica de caños de material gres, que les daba trabajo a los habitantes del barrio. “La fábrica Alassio fue fuente de trabajo para muchos lugareños desde 1927, lo que fue clave para la población del barrio que fue creciendo desde entonces”, recordó la hija de Don Florencio Por su parte, Carlos Pereira agradeció a las instituciones y vecinos del barrio por mantener la memoria y la historia: “Es muy importante que no perdamos nuestra historia, porque en ella hay muchos valores que debemos mantener. Debemos mirar al futuro, pero sin olvidarnos de lo que somos y los valores que nos legaron nuestros antepasados”.

Fuente: Gobierno de la Ciudad de Santa Fe.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »