Jueves 1 de Octubre de 2020

Hoy es Jueves 1 de Octubre de 2020 y son las 19:29 /// Radio de Noticias - FM 91.9 - Santa Fe - Capital - República Argentina

  • 19.1º
  • Mayormente despejado

19.1°

EL CLIMA EN SANTA FE

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

PROVINCIALES

7 de septiembre de 2020

Aplausos y lágrimas en el adiós al primer médico de la provincia que falleció de Covid-19

José María Portillo, de 56 años, atendía en la guardia del Hospital de Granaderos a Caballo de San Lorenzo. "Tenía empatía con los pacientes", contaron

El último adiós a José María Portillo fue con lágrimas y aplausos. Un colega que lo conocía mucho, Jorge Moreno, estuvo allí en el cementerio durante la tarde de ayer y fue testigo de la despedida al primer médico de la provincia fallecido por coronavirus. La noticia repercutió en la región y se multiplicaron las muestras de afecto hacia el profesional que murió a los 55 años y era médico de guardia en el Hospital de Granaderos a Caballo de San Lorenzo. “José fue un tipo con mucha calidad médica y humana”, lo describió Moreno.

Portillo se encontraba internado desde hace varios días en un sanatorio privado de Rosario. Tenía comorbilidades y falleció de Covid-19 el sábado por la noche. La salud pública fue el motor de su vida y sus pacientes le reconocieron tal dedicación a través de mensajes que se viralizaron desde que se conoció su muerte.

“Siempre fue afectuoso, laburador, una persona con ética y mucha empatía con el paciente. El paciente lo adoraba. José fue un tipo con mucha calidad médica y humana”, dijo Moreno, quien conoció a Portillo desde que dio sus primeros pasos en la medicina.

“Hace 25 años José era estudiante y empezó a trabajar conmigo como médico de guardia en nuestro sanatorio, la Clínica San Lorenzo. En algún momento hizo terapia intensiva. Fue mamando lo que nosotros pensamos de la medicina, como un elemento social, como algo en lo que nos debemos la sociedad”, dijo.

“Los del staff del sanatorio hacíamos consultorio, pero había gente que venía a ver directamente a José a la guardia porque sabía que estaba él. A nosotros eso jamás nos molestó, al contrario. Tenía una gran empatía con el paciente”, agregó Romero, que tiene 71 años y es cirujano.

“José siempre fue una persona agradecida, que reconocía aquellos que le dieron una mano en la vida”, prosiguió.

Moreno contó que a Portillo le consiguieron “un puesto en el hospital y empezó a desarrollar prácticamente allí casi toda su carrera médica”.

“Lo invité a participar en la salud privada, pero no tenía tiempo entre el hospital y los dispensarios”, continuó.

“Seguía haciendo las guardias, atendiendo sus pacientes y estando ahí le costó la vida. Estar metido ahí adentro, con 56 años...”, planteó sobre el riesgo que asumió Portillo por pura vocación.

Moreno consideró que la empatía de Portillo con sus pacientes no todos la tienen en estos momentos, “no porque son malos sino porque no se dan cuenta del sacrificio que hace el médico para salvarle la vida al que estuvo jodiendo juntándose en una esquina y se termina contagiando”.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »