5 de enero de 2017

La tormenta se ensañó con numerosas localidades santafesinas

Las zonas más afectadas son los departamentos Castellanos y San Martín, pero lo sufrió toda la provincia. En Sastre hubo un electrocutado

Las intensas lluvias que cayeron durante los últimos días se ensañaron con el territorio santafesino, donde numerosas localidades se vieron anegadas, en algunos lugares cayó granizo que destrozó sembradíos, varias rutas debieron reducir la circulación y la Empresa Provincial de la Energía debió diseñar un plan de contingencia. Aunque las cifras son cambiantes, ayer se hablaba de más de 500 evacuados, sin contar las personas que dejaron sus hogares por voluntad propia, y de aquellas que, con el agua en sus casas, seguía dando batalla. Un joven de Ceres falleció por electrocución al manipular un bombeador en medio del agua, y tres personas murieron en accidentes de tránsito, aunque no está determinado si estuvo directamente relacionado con la tormenta.

Ante esto, el gobierno de la provincia decidió prorrogar por 180 días más la emergencia agropecuaria en los territorios afectado por las tormentas.

Si bien las lluvias cayeron sobre toda la provincia, siguió siendo la zona de Rafaela la más afectada. "Afortunadamente no debemos lamentar víctimas. Continuamos trabajando sin descanso y pedimos paciencia porque son muchas las familias damnificadas con distinto nivel de gravedad", dijo ayer el intendente Luis Castellano, luego de que una segunda tormenta afectara a la ciudad durante la madrugada del miércoles.

El primer meteoro arremetió sobre la planta urbana de la Perla del Oeste durante la mañana del domingo último con vientos que llegaron a los 108 kilómetros por hora, y cuando promediaban los trabajos de recuperación, otra tormenta, en este caso con ráfagas de 80 kilómetros, agravó la situación con más árboles, cables, toldos y carteles caídos.

Muchas de las calles de la ciudad se tornaron nuevamente desoladoras, con gran cantidad de agua, árboles, ramas y la desazón de los vecinos, que coincidían en preguntar por qué razón la naturaleza se ensañó con ellos. Pero en realidad el temporal de ayer afectó a gran parte del centro y sur de Santa Fe, principalmente a los departamentos Castellanos, Rosario y Constitución, ocasionando que el número de evacuados en toda la provincia se estime en 500, aunque no hubo cifras oficiales.

Amanecidos, con el cansancio grabado en el rostro, pero con la voluntad de salir de la crisis, funcionarios de los tres niveles del Estado participaron de las reuniones de la Junta Municipal de Protección Civil que se realizaron durante la jornada de ayer para coordinar las tareas de asistencia a los vecinos y la limpieza de la planta urbana de Rafaela.

fuente la capital

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »