NACIONALES

10 de febrero de 2017

Un bebé de un año debió ser internado porque tenía restos de cocaína en sangre

El menor también lesionescompatibles con golpes. Su madre admitió que es adicta y fue derivada a un neuropsiquiátrico.

Un niño de 14 meses presentó restos de cocaína y cafeína en sangre y permanece internado en un hospital de la ciudad de Córdoba, y tenía también lesiones compatibles con golpes, mientras su madre admitió que es adicta y fue derivada por orden de la fiscalía a un neuropsiquiátrico. La justicia, además, imputó al padre del menor de edad, en un caso que se detectó a fines de enero.

El menor de edad permanece internado en el Hospital de Niños de la capital cordobesa, donde los médicos aseguraron que se encuentra fuera de peligro.

El caso fue detectado a fines de enero pasado por un policía, quien vio a la madre y al niño en la peatonal del centro de la ciudad de Córdoba.

El efectivo policial consideró que la mujer tenía una actitud sospechosa y cuando se acercó notó que el niño se encontraba en mal estado, tras lo cual la mujer fue detenida por disposición del fiscal Rubén Caro.

El niño tras la detención de la madre fue llevado al hospital pediátrico local, donde se le realizaron estudios y se constató que presentaba restos de cocaína y cafeína en la sangre, y lesiones en el rostro.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »