Sábado 27 de Febrero de 2021

Hoy es Sábado 27 de Febrero de 2021 y son las 23:45 /// Radio de Noticias - FM 91.9 - Santa Fe - Capital - República Argentina

  • 25.6º
  • Mayormente despejado

25.6°

EL CLIMA EN SANTA FE

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

23 de junio de 2017

Finalizó el juicio por el camión de Arroyo Leyes y todos los culpables quedaron detenidos

El Tribunal Oral Federal condenó a los diez policías y dos civiles que fueron juzgados por el secuestro de un conteiner con 1.662 kilos de marihuana.

Doce personas fueron condenadas por el Tribunal Oral Federal en la última jornada del juicio oral y público por el secuestro de un camión en el que transportaban 1.662 kilos de marihuana, hallados el 2 de noviembre de 2014 en un basural de Arroyo Leyes. Para los jueces María Ivón Vella -presidente-, José María Escobar Cello y Luciano Homero Lauría, todos del primero al último, tuvieron responsabilidad sobre lo ocurrido aquella madrugada de lluvia, en medio de un lodazal donde el ingreso de un contenedor con la inscripción Hamburg Sud que hizo chsiporrotear los cables de la luz, llamó la atención de los vecinos que denunciaron la presencia de “personas extrañas”.

Alejandro Agüero recibió la pena más alta, 12 años de cárcel por el transporte del cargamento, agravado por su condición de policía y por el número de personas. Con él fue considerado partícipe principal Juan Carlos Villalba, que recibió la pena de 7 años. Los jefes policiales Cristian Fabio Hang y Martín Ángel Díaz recibieron 6 años de pena y multas de $ 25.000 cada uno por encubrir el accionar delictivo y falsear el acta. Mientras que Luis Gabriel Cantero fue condenado a 4 años de prisión por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización en una causa anexa a la principal. Los otros siete policías de menor rango fueron sentenciados a dos años en suspenso por haber suscripto un acta cuyo contenido sabían falso.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!