DEPORTES

10 de noviembre de 2017

De pedir monedas a firmar un contrato profesional

Se trata de Iván Genes, un niño paraguayo de 14 años que fue visto mientras hacía jueguitos a cambio de caridad, y fue llevado al club Guaraní de su país.

Por necesidad comenzó a pedir monedas en los semáforos de Paraguay. Ayudar a su familia era su principal motor. Y también comprarse ropa nueva para la noche de Navidad. Por decisión propia, junto a una pelota, empezó a hacer jueguitos y toques en los semáforos. Algo que dominaba a la perfección y sabría que con ella conseguiría buen dinero. En sólo tres días recolectó 150 pesos paraguayos. Hasta que un periodista lo encontró y su historia se viralizó.

Ivan Genes tiene 14 años. Vive junto con su mamá y su hermana en el barrio Ricardo Brugada, conocido como Chacarita, uno de los más humildes y peligrosos. Y un día su vida cambió. Luego de tres días deslumbrando a los conductores con sus jueguitos, un hincha de Guaraní, Aníbal Coronel, conductor de AM Uno, lo encontró y filmó, y su historia comenzó a compartirse. Tanto, que llegó a los dirigentes del club en el que actualmente dirige el argentino Daniel Garnero, quienes emocionados con el niño, se comprometieron por su sueño.

Siempre soñó con probarse en un club, pero nunca imaginó que sería tan pronto. El presidente de Guaraní, Juan Alberto Acosta, lo invitó a presenciar una práctica del equipo profesional al club. Además, firmó un contrato de asistencia para los entrenamientos de su categoría.

Todo el día en el club fue una experiencia inexplicable para el niño. Su cara iba cambiando. Mezclaba sonrisas con lágrimas y su voz se entrecortaba. Ayer, Iván y su familia vivieron un día inolvidable. Conoció el club de sus amores, posó para una foto con los jugadores de primera y recibió camisetas firmadas por los jugadores, ropa de entrenamiento y un par de botines nuevos.

 

Fuente: La Nación

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »