DEPORTES

24 de septiembre de 2018

Daniel Osvaldo destrozó a Guillermo Barros Schelotto

“Fue un cagón”, expresó el ex delantero de Boca contra el actual entrenador xeneize.

Daniel Osvaldo, ex jugador de Boca, brindó una extensa entrevista al diario deportivo Marca de España en la que analizó las miserias con las que conviven los futbolistas y desmenuzó experiencias propias en el trato con jugadores y entrenadores. Si bien elogió a Mauricio Pochettino, quien lo dirigió en Espanyol de Barcelona y al que consideró “como un padre”, de quien no habló bien fue del actual entrenador xeneize, Guillermo Barros Schelotto.

“Siempre tengo una reacción, no me puedo quedar callado. Llegó Guillermo Barros Schelotto a entrenar a Boca, en Europa ni estuvo, salvo de vacaciones…”, arrancó Osvaldo. Y arremetió: “Me echó por fumar en el vestuario. En la selección italiana fumaba, hasta el seleccionador podía acercarse a pedirme fuego. Si te molesta, vení y plantéamelo cara a cara. Si querés echar a un jugador, con la trayectoria que tenía yo cuando llegué a Boca, nos sentamos a tomar un café y que me diga ‘busquemos la mejor forma para que salgas’. No hacés público que me fumé un cigarrillo. No tuvo respeto y fue un cagón. Éramos 12 los que fumábamos y al que echaron fue a mí. Y él los veía, ¿eh? Les decía que no se podía, nada más. A mí ni me dijo”.

Asimismo, el ex delantero comparó su situación con la que actualmente está viviendo Carlos Tévez, relegado por los Mellizos. “Mejor que en ese momento estaba fumando un cigarro porque si no le arranco la cabeza: me había sacado minuto y medio en el partido como si tuviera 14 años. Ahora a Tévez le está haciendo lo mismo, no se anima a echarlo y lo está provocando de forma sucia”.

Vale recordar, que en mayo de 2016 y tras una serie de cortocircuitos, la noche de Copa Libertadores en Montevideo contra Nacional fue la gota que rebasó el vaso en la relación entre Guillermo y Osvaldo. El DT decidió mandar a la cancha al delantero a los 43 minutos del segundo tiempo. Y en el vestuario la bomba explotó. Según las versiones periodísticas que luego avaló el entrenador, Osvaldo fumo un cigarrillo que sirvió como excusa perfecta para detonar su salida.

Fuente: Mitre.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »