4 de diciembre de 2018

Detuvieron a un hincha de River por la agresión al micro de Boca

La detención del hombre de 31 años tuvo lugar después de un allanamiento en su domicilio de La Matanza.

Detuvieron este martes al mediodía a un hincha de River acusado de cometer varios delitos durante el brutal ataque al micro que trasladaba al plantel de Boca rumbo al estadio Monumental el sábado de la frustrada revancha de la final de la Copa Libertadores de América. Se trata de Matías Firpo, de 31 años, a quien este martes por la mañana le allanaron su domicilio en la localidad bonaerense Lomas del Millón, en el partido de La Matanza.

La fiscal Adriana Bellavigna, a cargo de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Nº 6, comenzó una investigación de oficio, el 24 de noviembre, momentos después que se produjeron los hechos en la previa del partido, que horas más tardes derivaron en la suspensión de la final. Luego de analizar y revisar todas las imágenes, pudieron identificar al hincha mientras arrojaba elementos contundentes contra el micro de Boca.

De acuerdo a lo que informaron, el Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) trabajó sobre una serie de videos publicados en las redes sociales. A eso se les sumaron las imágenes aportadas por el circuito de monitoreo urbano, filmaciones policiales, otras entregadas por los vecinos del estadio y las propias cámaras de River.

A partir de esas pruebas, hallaron una serie de características visuales clave para dar con el paradero de Firpo: “El hincha llevaba una gorra roja y también se observa un elemento de color blanco que podría ser una colita de cabello, o bien la etiqueta de dicha gorra; también se pudo determinar que de sus pantalones sobresalía un calzoncillo de color gris con vivos o elástico negro”, detallaron en un informe del Ministerio Público Fiscal.

Así, los investigadores lograron establecer el camino de Firpo desde los incidentes en la calle hasta su ingreso al estadio Monumental. Y fue allí que dieron con su identidad gracias a la base de datos utilizada en los controles de acceso. Sin embargo, una cuestión demoró su detención. El imputado cambió su apariencia física después de los incidentes: se cortó el pelo y se afeitó el bigote. Por esto, según argumentan los investigadores, fue necesario verificar con diferentes fotos obtenidas de las redes sociales previas y posteriores a la final fallida, que efectivamente se trataba del agresor.

La agresión al micro que trasladaba al plantel de Boca provocó heridas y lesiones en varios jugadores y obligó a la suspensión de la Superfinal ante River en el Monumental.

Fuente: Mitre.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »